Portada » Relajación muscular: Libera cuanto antes la tensión muscular
Relajación

Relajación muscular: Libera cuanto antes la tensión muscular

Actualmente llevamos una vida con un ritmo muy agitado, llena de constantes cambios, gran competitividad, sobrecarga de información, necesidad de aprendizaje permanente, carga de trabajo, incertidumbre, dificultades económicas, dificultades para conciliar responsabilidades familiares y laborales, etc. Podríamos seguir con la lista, y estoy segura que ustedes tienen algo más que agregar, pero con estas tenemos suficiente para identificar los factores estresantes de la vida actual y que en mayor o menor medida a todos nos afectan.

Las consecuencias a nivel físico de tanta presión son muchas, pero, una de las más resaltantes y muy poco le colocamos atención, son las tensiones musculares, mas adelante te daremos una técnica de relajación muscular sencilla y muy eficaz para relajar musculo por musculo hasta llegar a la relajación total.

 

¿En qué enfocamos la mayor parte de nuestra atención?

Vivimos enfocados en nuestro exterior y muy poco  o nada en nuestro interior, esto hace que las preocupaciones del día a día, aumenten creando una sobrecarga en nuestro cuerpo, que tarde o temprano nos pasa factura. Estar muy activos y productivos en nuestras obligaciones o responsabilidades, está muy bien, debemos ser capaces de llevar a buen término todos nuestros proyectos, en todas las etapas de nuestra vida, pero, debemos tener presente que todo requiere un equilibrio.

Puedes estar día y noche trabajando, descuidando salud, familia y amigos, pero cuando ese exceso de trabajo y de estrés te toca la salud, te das cuenta que tú no eres nada sin tu salud, y que para que tu trabajo se desarrolle con éxito, es de vital importancia que cuides de ti mismo, y empieces a darle valor a lo verdaderamente importante con adecuado equilibrio. La verdad es, que en los momentos de enfermedad por lo general es tu familia y amigos que descuidaste en algún momento,  los que están a tu lado para apoyarte y ayudarte a salir de las situaciones difíciles.

Luego de esta reflexión que parece obvia, pero que muy pocos hacen, te digo, no esperes a llegar a extremos de salud, o rompimiento de relaciones familiares importantes en tu vida, para pararte y tomar el equilibrio. Hazlo ahora.

 

¿Cómo liberar las tensiones musculares?

Existen muchas maneras de fortalecer el equilibrio en tu vida, y una forma muy importante es tomar tiempo para nosotros mismos, dejarnos de enfocar solo en el exterior y escuchar nuestra voz interior. Si te has dado cuenta, que una de la formas de manifestarse el estrés en tu cuerpo es el dolor muscular, necesariamente requieres de una relajación muscular.

También te puede interesar leer el artículo "Libera la tensión acumulada durante el día en solo 3 minutos"

Existe una relación importante entre los músculos del cuerpo humano y la tensión emocional que vive una persona que sufre de ansiedad. Al fin y al cabo, debe haber una buena conexión entre el sistema de alarma que representa la ansiedad y los músculos de las piernas, sobre todo si es necesario salir corriendo ante algún peligro inminente.

Cuando estamos preocupados o anticipamos peligros (sean reales o imaginarios) nuestro cuerpo se carga de tensión de forma automática, y si ésta carga, viene acumulándose durante algún tiempo, es muy importarte liberarla, un a herramienta sencilla y eficaz es la relajación muscular.

Este ejercicio de relajación muscular que te traemos hoy, te ayudará a relajar tensiones musculares, conscientes o no. Abarcará todo tu cuerpo, y mientras más relajamiento alcances, mejor te sentirás al terminar. Cada vez que lo hagas será diferente. Con la repetición entrenarás tu mente para hacerlo cada vez con mayor rapidez.

 

Sigue los siguientes pasos:

  1. Busca una posición cómoda, sentado o recostado, como prefieras. Respira profundamente y exhala. Vuelve a inhalar, retén el aire tres segundos y luego exhala en tres tiempos. Respira nuevamente y siente lo placentero que es respirar y el bienestar que esta actividad te produce.
  2. Siente los pies pegados al piso e imagina que sueltas cualquier tensión que haya en ellos. Deja que la tierra la absorba. Concentra tu atención en las piernas y suelta los músculos tensos. Mientras más relajados estén, más tensión se libera. Toma tu tiempo, siente la soltura en tus piernas.
  3. Ahora fija la atención en tus glúteos y abdomen, afloja poco a poco hasta soltar la tensión que encuentres acumulada. De la cintura para abajo, tu cuerpo pesa más y la tensión se libera por los pies; sigue sintiendo cómo la tierra absorbe la tensión.
  4. Respira profundamente y continúa con tu espalda y pecho, siente cómo se van aflojando, al soltar la tensión dirígela a los pies para que la tierra la absorba. Tu cuerpo es aún más pesado. Se siente un poco adormecido con esta relajación muscular. Afloja y suelta los brazos, libera la tensión de los hombros. La tensión fluye suavemente hacia los pies, y finalmente, la tierra la absorbe.
  5. Ahora concéntrate en tu cuello. Si es necesario, mueve la cabeza para desplazar la energía negativa atorada en los músculos del cuello. Mientras lo mueves, afloja los músculos de la cara y la quijada, los párpados, la frente, hasta que sientas una relajación muscular agradable y la tensión se vaya a los pies y la tierra la absorba.
  6. Mientras liberas la última tensión del cuerpo, es posible que lo sientas más pesado, que escuches los sonidos que te rodean y que percibas una agradable quietud y tranquilidad en tu cuerpo.
  7. Mientras esta quietud fluye por tu cuerpo, piensa en un paisaje agradable. Es un panorama que te rodea. Escucha los sonidos a tu alrededor, admira la belleza del lugar, observa todos los detalles, siente la temperatura y respira profundamente para percibir cualquier aroma del ambiente. Estas sensaciones te causan gran gozo y alegría. Te sientes pleno y muy satisfecho con todo lo que te rodea. Estas sensaciones te cargan de energía nueva y fresca. Sientes cómo esta energía recorre tu cuerpo y se va instalando en cada parte del organismo. Es un revivir saludable. Cada aspecto del paisaje le brinda mayor vitalidad a cada célula.
  8. Suavemente mueve tus manos y pies para sentir este bienestar, mueve los hombros y el cuello, las piernas, todo el organismo está tranquilo y con gran vitalidad. Respira un par de veces, y cuando estés listo, regresa y abre los ojos sintiéndote relajado y pleno de energía.

Espero que te haya sido de gran ayuda este artículo dedicado a la relajación muscular, recuerda compartirlo para que ayude también a otras personas. ¿Tienes alguna otra técnica de relación muscular que compartir con nosotros? Coméntanos tu experiencia más abajo, nos encantaría y nos daría mucha ilusión tu aportación.
Te recordamos que puedes descargar nuestra aplicación VIVET Lite: Afirmaciones positivas, con la cual puedes potenciar  tus afirmaciones de forma práctica y sencilla. Descárgala ahora:

Agregar Comentario

Haz click aquí para dar tu opinión